lunes, 18 de abril de 2011

Los Niños aprenden lo que viven


"Si un niño vive criticado, aprende a condenar. Si un niño vive con hostilidad, aprende a pelear. Si un niño vive con lástima, aprende a tener pena por sí mismo. Si un niño vive en la ridiculez, aprende a ser tímido. Si un niño vive con celos, aprende a tener envidia. Si un niño vive avergonzado, aprende a sentirse culpable. Pero... Si un niño vive con estímulo, aprende a tener confianza. Si un niño vive con tolerancia, aprende a ser paciente. Si un niño vive con alabanzas, aprende a valorar las cosas. Si un niño vive con aprobación, aprende a quererse a sí mismo. Si un niño vive con reconocimiento, aprende a trazarse metas. Si un niño vive compartiendo, aprende a ser generoso. Si un niño vive con seguridad, aprende a tener fe en sí mismo. Si un niño vive con serenidad, tendrá paz en su alma. Si un niño vive con equidad, aprende a ser justo. Si vive en un ambiente de aceptación y amistad, aprende que el mundo es un lugar muy agradable para vivir."


2 comentarios:

Toni Barnils dijo...

Reflexión excelente, por qué no dejamos a los niños ser niños?....demasiadas influencias reciben de su alrededor. deberían crecer por lo que son, no por lo que los demás desean, esperan, o los convertimos en espejo de aquello que nunca fuimos y quisimos ser.

Espuma del Mar dijo...

tienes razon Gracias por tu comentario ... Un saludo ,,,